876 06 99 73 info@ciemzaragoza.es Avda. Autonomía 7, Zaragoza

El 80% de las empresas incubadas en el CIEM sale adelante

El Centro de Incubación Empresarial Milla Digital (CIEM Zaragoza) ha presentado su Primer Informe de Generación de Riqueza, un documento que engloba los resultados económicos generados por las empresas y emprendedores que se han alojado y desarrollado en el centro durante los años 2011-2013.

El informe como tal, (que se puede consultar en PDF desde este enlace) representa una experiencia pionera en España desarrollada por la empresa gestora del CIEM, Init, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza. El documento pone de manifiesto cómo un centro de innovación y emprendimiento, además de posibilitar el desarrollo de los negocios particulares de los emprendedores, contribuye a arraigar la riqueza en el territorio o ciudad en la que se establece y comparte estos datos de manera pública.

El Informe recorre los datos económicos, sociales y medioambientales de la riqueza generada en el CIEM, abordando así el impacto de este centro en su dimensión de sostenibilidad social, económica, y medioambiental, así como el poso que deja en la cultura empresarial de la colaboración en la ciudad de Zaragoza.

En general, puede indicarse que las empresas alojadas en el CIEM muestran unos índices de crecimiento notables, tanto en términos de capitalización como de actividad. Como cifra de partida, se resalta que tras dos años de estancia en el centro, el 80% de las empresas incubadas continúa su proyecto de manera positiva y rentable, mientras que un 20% fracasa.

En lo relativo a la capitalización, cabe destacar que tras dos años de estancia en el CIEM, cada empresa incubada logró un capital productivo medio de 134.900 euros. Como ejemplo, se puede observar que si sus fondos propios en 2011 eran de 79.800 euros,  en 2012, ascendieron a los 140.300 euros; esto supone un crecimiento del 76%.

Asimismo, en términos de volumen de negocio, cada empresa en el CIEM facturó, de media, un total de 114.600 euros, en el ejercicio 2012. Por otro lado, se ha detectado que un elevado número de empresas del centro exporta sus productos y servicios a otros países; concretamente el 33% de las empresas incubadas en el CIEM exporta. (Sirva de comparativa la media de empresas españolas que exporta, que es inferior, el 3%). Cada una de las empresas del CIEM que vende a otros países, consiguió -durante el mismo ejercicio- unas exportaciones netas de 52.300 euros.

En relación al desempeño de la actividad, las empresas CIEM consiguen una rentabilidad financiera media del 34% para unos beneficios de 38.400 euros en 2012 y una facturación media anual de 114.500 euros. Esto se debe a la mano de obra altamente cualificada de las actividades que se desarrollan en el CIEM. En otras palabras, las empresas basan sus negocios en la generación de valor y la innovación constante.

En general, el riesgo de las empresas en el CIEM está muy contenido, se puede afirmar que son empresas solventes (ratio de solvencia medio 2,38) y con gran capacidad de pago (ratio de liquidez general medio 3,15). Como contraparte, la seguridad es debida a una gestión conservadora, pudiendo ser más atractiva la utilización de los altos niveles de liquidez para rentabilizar aún más las iniciativas, o diversificarlas de alguna manera.

Un mejor rendimiento en las etapas iniciales

En términos de reversión a la sociedad, las cifras son igualmente sorprendentes. Cada empresa del CIEM aporta una carga impositiva muy importante. El impuesto de sociedades medio por empresa y año es de 9.600 euros, el del IVA de 52.300 euros y la contribución media a cargo de la empresa en gastos de personal es de 22.100 euros. A su vez, tienen una responsabilidad frente a la fuerza productiva (crecimiento de un 56% interanual en puestos de trabajo).

En relación a clientes y proveedores, las empresas CIEM tienden a incrementar la cantidad de proveedores en conjunto, en lugar de aumentar las facturaciones con cada uno de ellos. Al entrar al CIEM tenían una media de cuatro proveedores y actualmente tienen 7. Esto supone un incremento del 77%. Además, han aumentado en un 74% los proveedores aragoneses, que son más de la mitad del total. En cuanto a clientes, los encuestados atendieron a 376 nuevos en un año, o lo que es lo mismo, cada empresa logra uno nuevo cada 18,6 días desde que entra al CIEM. Esto supone que la media de cada empresa por año es de 16 compradores nuevos. Por último, el porcentaje de clientes no aragoneses es del 44% y el de aragoneses del 56%.

Nuevas contrataciones

En general, la media por empresa de puestos estructurales al entrar al CIEM es de 2,50 puestos. Esta cifra aumenta en un 56% cada año. Con estas cifras, se podría hacer la siguiente comparativa: La empresa media entra al CIEM con dos trabajadores; al año ya son tres; y tras dos años en el centro pasan a ser cuatro.

También hay que indicar que ha aumentado considerablemente el número de mujeres que trabaja en el centro, aumentando un 64%.

Cultura cooperativa y responsable

El CIEM ha generado una cultura de la cooperación y colaboración empresarial que ha llevado a sus emprendedores a la creación de proyectos colaborativos (26) entre empresas del CIEM, generando una actividad interna (13), y lo más importante, llevando esa actividad económica colaborativa a la realidad para atender necesidades de la sociedad (13 proyectos colaborativos a clientes de fuera del CIEM).

Otro aspecto a tener en cuenta es la responsabilidad con el medioambiente. En este punto habría que destacar que 47% de los emprendedores del CIEM ha realizado cambios en los procesos de trabajo según criterios de sostenibilidad medioambiental. Como ejemplo, se podría indicar que han incrementado el uso de la factura electrónica, han buscado servidores ecológicos o han promovido las videoconferencias para minimizar la utilización de vehículos que emiten CO2.

Sobre el CIEM

El Centro de Incubación Empresarial Milla Digital (CIEM) alberga diversas empresas, fundaciones y entes de investigación con base tecnológica o ligadas a la sostenibilidad medioambiental, I+D y la creatividad.

Su vocación es la de fomentar la innovación tecnológica, la creación de empleo y la sostenibilidad ambiental, todo ello dentro de un marco empresarial en el que se puedan lograr sinergias entre las diferentes empresas que allí se establezcan.

El CIEM se ubica en el edificio ‘Cero Emisiones’ del barrio de La Almozara. Es un centro que forma parte del proyecto la Milla Digital del Ayuntamiento de Zaragoza y está pensado bajo unos parámetros bioclimáticos que le permiten alcanzar un balance neto de emisiones cercano al cero.  La gestión de todo el edificio está  a cargo de la empresa INIT.

This Post Has 8 Comments

  1. I truly appreciate this post. I’ve been looking all over for this! Thank goodness I found it on Bing. You’ve made my day! Thanks again! kdebegdcdgdg

  2. An fascinating dialogue is value comment. I believe that it is best to write more on this matter, it might not be a taboo topic but generally individuals are not sufficient to talk on such topics. To the next. Cheers ddkekgebkkdd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *